Coaching

Las 5 respuestas ante situaciones de estrés

El cambio es inevitable – después de todo, nada se queda igual.   En los tiempos llenos de retos que vivimos hoy,  parece que estamos en una sobrecarga de “incertidumbre”, sin saber qué va a pasar de un momento a otro. Hoy aquí, mañana no – o, por lo menos, todo muy diferente mañana.

Esta semana quiero hablarte de tus respuestas como líder, como persona ante el estrés.  La incertidumbre trae estrés y confusión, y mientras que la mayoría de nosotros se apresuran a decir que queremos menos estrés y más seguridad en nuestras vidas, lo que realmente queremos es una reacción menos alterada  a lo que la vida pone en nuestro camino.

No podemos elegir lo que nos sucede – pero podemos elegir nuestras respuestas a las situaciones que encontramos. Echemos un vistazo a las cinco respuestas diferentes que tienen las personas a situaciones de estrés. Al leer estas cinco respuestas, es posible que desees pensar en un evento estresante reciente o noticias que has recibido, y ver cuál ha sido tu reacción a ese evento, esto  puede mostrarte cómo respondes habitualmente.  Tu  puedes tener un tipo de respuesta en el trabajo, y otro en casa, o puedes reaccionar de manera diferente dependiendo de quién más está involucrado.

La primera respuesta, y por desgracia demasiado común, a eventos estresantes es sufrir y ser víctima de ella. Las personas que responden de esta manera no toman acción. Las cosas les suceden a ellos – y aunque pueden quejarse y ser generalmente miserable por ello, no toman ninguna acción para hacer algo. Permiten que la vida los controle, en lugar de ellos tomar las riendas de su vida. Ciertamente esta forma de responder no es recomendable y con el tiempo tendrá sus consecuencias en la salud física y mental de la persona.

La segunda respuesta es  aceptar la situación y  lograr un poco de perspectiva sobre la misma.  Alguien con esta respuesta puede decir “¿y qué?”, o tal vez conseguir un poco de perspectiva sobre la situación preguntando si va a importar en un año – o una semana – o incluso en un día.

La tercera respuesta  es  tomar medidas para cambiar la situación – tomar acción para solucionar la situación  (o al menos moverse hacia la solución). Esta es una respuesta muy poderosa, y una que muchos líderes eficaces utilizan.

La cuarta respuesta  es evitar la situación. Las personas que responden de esta manera toman la decisión de no involucrarse en una situación si no la ven  directamente relacionada a ellos o sobre la que no pueden tener  un impacto. Por ejemplo, alguien puede optar por no participar en un altercado dentro de su oficina si no lo involucra directamente.

La quinta manera que las personas generalmente responden al estrés es cambiar la experiencia de la situación. Cuando miramos la situación de manera diferente, la experiencia en sí cambia. Tendemos a estar atrapados en nuestras propias interpretaciones y suposiciones sobre lo que está pasando, mirar las cosas desde otro punto de vista nos empodera a tomar una acción mas asertiva.  Cambiar las percepciones es probablemente la más difícil de las respuestas, pero también es quizás la más poderosa de todas las respuestas.

Es tu mundo, y  TÚ puedes elegir  crearlo  a tu gusto.  Recuerda, lo que una persona ve como estresante, otra persona apenas lo notó, o lo ve como emocionante y lleno de oportunidades.

El KORU de esta semana: ¿Qué respuesta vas a elegir cuando se te presente una situación de estrés?

logo dynamic

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s