Coaching

¡Algún día es hoy! Aprendiendo a establecer prioridades #Actitud365

¡Algún día es hoy! ¿Cuantos se habrán fijado en ese letrero (billboard) en la carretera?  Supongo que muchos de ustedes, a mí me llama la atención que es una simple frase que a su vez nos lleva a reflexionar en cuantas veces hemos dicho;   ¡Algún día! Iré de viaje a…, pagaré todas mis deudas, comenzaré la dieta, compraré una casa…

“Todas nuestras metas están basadas en algún día.  Y hoy te quiero a recordar que ¡algún día, es HOY!”

4

No pienses que eres el único que te ha pasado, a todos nos pasa. Hoy día con el ritmo de trabajo, planificamos muchas cosas y no logramos hacer la mitad de lo que nos proponemos, y lo peor es que vamos dejando lo más importante para luego, porque algún día tendremos tiempo para completarlo.

Soy de las personas que prefiero resolver los problemas que surjan al momento y mi frase favorita para motivarme es; “Frances podemos hacerlo siempre cuando lo hagamos uno a la vez”.  En el proceso organizo las prioridades y voy trabajando con los asuntos poco a poco.  Es importante recordar que no todo lo que tiene prioridad es “urgente”. Así que la clave es establecer qué tiene mayor prioridad y clasificarlos en un orden, por ejemplo; del 1 al 10.

Hay personas que desarrollan una habilidad para resolver problemas y organizar enredos, y hasta son tan buenos que les pagan para resolver los problemas de otros.

¿Pero qué pasa cuando esos enredos son en el alma? Entonces no tan solo tienes metas sin terminar por no atender tus prioridades ahora también hablamos de tus sentimientos. Esos sentimientos que se van acumulando y que surgen en el proceso de la vida; corajes, frustraciones, miedos, excusas, culpa por errores del pasado, etc… y también le aplicamos la famosa frase, “Algún día” voy a trabajar con este sentimiento, ahora estoy muy ocupado para enfrentarlo.

Para poder obtener el equilibrio deseado y sentir que estas avanzando en las metas que has establecido es necesario no tan solo trabajar con los asuntos pendientes cotidianos también es importante sanar esos sentimientos que NO enfrentamos. Cuando hablamos de establecer metas y resolver problemas lo primero que debemos tener claro debe ser nuestra mente y corazón, un corazón triste, o una mente confundida te imposibilita a ser más productivo en tu área de trabajo y detiene tu crecimiento y la forma de enfrentar los retos. Porque en el camino esos sentimientos van a pesar en tu equipaje para tu viaje al éxito.

Hoy quiero ayudarte a trabajar estableciendo un orden para poder tener un nuevo enfoque y lidiar con esas cositas que nos detienen y que no queremos enfrentar.

Estableciendo prioridades

Lo primero para poder avanzar al siguiente nivel es trabajar con esos sentimientos que tienes en la mochila (Mente) que no te dejan avanzar.

En el camino de la vida vamos guardando en la “mochila mental”  para “algún día” separar un momento para  trabajar con ellas y sacarlas de allí.

No trabajar a tiempo con lo que se va acumulando en la mochila te llevará luego frente a una gran crisis que más adelante será mucho más doloroso superar. Algunos sentimientos que muchas veces guardamos en la mochila para trabajarlos luego son;

  • Rencor
  • Frustración
  • Orgullo
  • Excusas
  • Deudas
  • Malas decisiones
  • Tristezas
  • Dudas
  • Amarguras

Cuando no trabajamos con estos sentimientos acumulados, porque nos sentimos que somos los más grandes, nadie nos puede detener, etc… es cuando esa mochila pesada cae sobre nosotros y nos detiene.

Les hablo de todo esto porque lo he vivido, he perdido tolerancia, me he sentido frustrada y he tomado malas decisiones simplemente por no haberme detenido a revisar mi equipaje.  Soy muy hábil y capaz para resolver los problemas cotidianos los míos y los de todo el mundo pero se me ha hecho mucho más difícil manejar los sentimientos que se van acumulando cada vez que alguien me falla, o hasta cuando yo fallo.  Es en este momento que me enfrento a mis sentimientos que siento que se me detiene el mundo y no sé cómo comenzar.

Aprendí poco a poco  desintoxicarme de esos sentimientos primero buscando sanidad a través de la oración y luego analizando cada sentimiento buscando una respuesta positiva para neutralizar ese sentimiento negativo en mi interior.

En el proceso decidí vivir hoy, porque algún día es hoy. Si hay sol, soy feliz, si llueve también.

Ya no cargo en mi mochila con cosas innecesarias, solo llevo en ella lo que necesito;

  • Paz
  • Confianza
  • Fe
  • Esperanza
  • Buena actitud
  • Alegrías
  • Buenos recuerdos

Busco enfocarme en las cosas que me inspiran y ¿Qué me inspira?; poder ayudar a otros, mi visión, es poder contribuir en el desarrollo de nuevos emprendedores y hablarles a todos aquellos que en algún momento pensaron que su vida acabo, y  decirles que el fracaso no es el final, y que es la mejor oportunidad de comenzar de nuevo.

Ya no vivo dejando acumular sentimientos negativos en mi mente, ahora vivo cada momento aprovechando cada segundo de ese tiempo hermoso y tomando de él cada aprendizaje.

¡Aprendí a vivir hoy!, un día a la vez…

Hoy te invito a vaciar tu mochila y solo coloques en ella lo que necesites.

Problemas siempre vendrán, míralos como oportunidades.

Cuando tienes en tu mochila el equipo correcto, tendrás las herramientas que necesitas para salir adelante.

La vida no es lógica, podrán pronosticar tus resultados pero no podrán controlar el rumbo que tu hallas tomado, la vida es una gran aventura que debes saber disfrutar de día a día…

Ama, ríe, disfruta, sueña, ¡Algún día, es hoy!

logo Mi mundo social 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s